Sin categoría

Sobre gatitos y responsabilidad social.

Leo en face que hay políticos que apelan a nuestra responsabilidad para no comprar en Amazón. Hombre, apelar a la responsabilidad es algo así como un brindis al sol.

Para acabar con Amazón lo único realmente efectivo sería acabar con los paraísos fiscales, establecer una regulación financiera y fiscal acorde y homogénea a nivel internacional, así como igualación a nivel internacional de regulaciones laborales, de sistemas de prevención social, ambientales, etc. Que yo sepa ese tema exige una respuesta internacional consensuada, cosa que no existe. Nadie está interesado en acabar con los paraísos fiscales y nadie quiere acabar con un sistema económico que permite una globalización, una deslocalización en países con legislaciones más laxas y una circulación instantánea del dinero al lugar que más interese.

En realidad, no creo que sea función de un político aconsejar en qué empresa comprar. Amazón está ahí, y está para quedarse. El problema de Amazon – como de muchas otras empresas actuales en todos los sectores imaginables – no es su modelo de negocio ni su tamaño. Amazon maximiza beneficios, como todas las empresas. El problema es que actúa de una forma oligopolística y puede llegar a ser incluso en determinados sectores o localizaciones una empresa monopolística. Pero toda empresa, si puede, intenta crecer. La cuestión es el sistema que permite esas posiciones de mercado que son totalmente contrapuestas al beneficio social y que contribuyen a una polarización de la riqueza redistribuyendo la misma de una forma contraria a lo deseable: la lógica consecuencia de esa falta de tributación general de las grandes corporaciones multinacionales es la disminución de los ingresos fiscales de todos los países. Y a mayor acumulación de riqueza, mayor poder económico (y mayor poder político).

En fin, que desde que no existe el contrapeso de la amenaza comunista con la caída del muro de Berlín, el capitalismo se ha liberado de todo control y regulación. Vaya por delante que no creo en el comunismo, que ha demostrado ser económicamente ineficiente y políticamente totalitario allí donde se ha implantado, pero sí en la función de un estado regulador y no subordinado a un poder económico omnipotente.

La solución a la creciente polarización de la riqueza desde los años 80 es evidentemente política, pero internacional. Es obvio que la mayor decisión política que una persona puede tomar no es el voto democrático, tal y como está organizado actualmente el sistema, sino cada una de sus decisiones individuales de consumo. Sus decisiones influyen en el estado de pérdidas y ganancias y el balance de situación de las empresas, que son su guía de actuación. Como los costes intangibles no se incluyen ahí (sociales, medioambientales, etc), si se podrían implementar mediante las decisiones individuales de consumo.

Pero estas decisiones – lamentablemente – no son libres. No lo son por el control ejercido por el sistema educativo que tiene una orientación industrial, así como por el control ejercido por el sistema económico para condicionar de forma subliminal las decisiones de los consumidores. Por otra parte, estas decisiones, cuando existe un bajo nivel económico están limitadas, tampoco hay libertad de elección.

El cambio ha de partir por tanto de un consenso internacional sobre el modelo que se quiere, y más cuando el factor trabajo tendrá una menor participación porcentual debido a la robotización, la extensión de internet y el manejo de datos. Fiscalidad sobre las nuevas tecnologías? Sí, entre otras cosas. Salarios básicos? También, entre otras cosas. Algo habrá que hacer, no se puede permitir que el capital acumule todo.

Es por ejemplo Trump un loco, un irresponsable, un populista, un psicópata? Pues sí, como lo era por ejemplo Hitler. Locos los hubo, los hay y los habrá. Pero necesitan algo más, un caldo de cultivo, una situación económica y social. Ese es el peligro de seguir por la senda actual, que antes o después algún loco acabará llevando a la catástrofe a un pueblo.

El brindis al sol para otra ocasión, para incautos o convencidos – y hablo de gente de todas las tendencias. Ya puestos, sería mejor poner un vídeo de gatitos, el efecto sería el mismo.

Javier Garrido Ramos.

Categorías:Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s