Sin categoría

Agua pasada no me mueve molino.

Leí una vez, que uno no puede perder el tiempo tirándole piedras a todos los perros que le ladran en su camino.

Una de las cosas que más me llama la atención de algunas personas que he conocido en este mundo, es la increíble capacidad de regodearse, enfrascarse y deleitarse en luchas y cabreos estériles que nunca llevan a nada.

Eso provoca una pérdida de oportunidades brutal en esta vida, por el simple hecho de que la distracción y el entretenimiento en observar e intentar hacer pasar de nuevo por la rueda, el agua que ya pasó por nuestro molino,es simplemente una cuestión físicamente imposible.

Es como la gente que se empeña en convencer de seguir juntos, a alguien que les ha amado una vez, pero que en un momento dado les ha dicho que no. El tiempo perdido en esa lucha es inútil y les hace perder la oportunidad de conocer a otras personas.

Alguien que sabía de lo que hablaba, comentó una vez que el dolor era la piedra de toque de todo progreso espiritual.
Cuando me encuentro en la montaña rusa de la confusión emocional, recuerdo que el crecimiento es frecuentemente doloroso.

Mi evolución me ha enseñado que debo experimentar el cambio que, por doloroso que sea, acabará guiándome del egoísmo a la abnegación. Si he de tener serenidad, tengo que pasar por la confusión emocional y sus consiguientes resacas, y estar agradecido por el continuo progreso espiritual.

Juan Curto.

Categorías:Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s