Sin categoría

Aquellos “hombres de paz”.

Por Violeta Férnandez Sordo.

Hoy es un día que no podemos ni debemos olvidar. Hoy hace 23 años que asesinaron brutalmente a Miguel Ángel Blanco.

Yo era una niña de 10 años, y quizás fué uno de mis primeros encuentros con la parte más cruel de la sociedad por un lado, y la más valiente por otro.

La parte más cruel fue la de aquellos cobardes que asesinaron a Miguel Ángel por la espalda. Aquellos a los que se les llenaba la boca llamando fascistas e intolerantes a los demás, mientras torturaban y asesinaban a quien no pensaba como ellos. Esa hipocresía en un intento de justificar lo que jamás tendrá justificación.

La parte más valiente, un pueblo diciendo basta ya.

Y allí estaba yo, con 10 años mirando la tele, envuelta en un montón de sentimientos y llorando por alguien que no conocía, pero no sólo lloraba por Miguel Ángel, lloraba por todos. Por los que se habían ido, por los que habían perdido a su gente y por los que vivían cada día sin saber si iba a ser el último.

Así que agarré una sábana vieja, hice una pancarta y fuí a la manifestación de mi ciudad con mis padres.

Podríamos pensar , que es una tontería, pero también fue el primer acto de valentía de mi vida. Recuerdo a mi padre, que de aquella era militar, revisar habitualmente debajo del coche. El no decía nada, pero yo sabía porqué lo hacía. Recuerdo el salto en el corazón de no saber si algún desgraciado se habría propuesto que hoy fuera tu día.

Pero, ese día, algo cambió. Fue la gota que colmó el vaso y la gente dijo basta. La gente se cansó de vivir con miedo. De callar las injusticias por el miedo a que te hicieran algo a ti.

Y Madrid se levantó con más de un millón de personas, arrodilladas en la calle con las manos blancas en alto gritando: ETA, escucha, aquí está mi nuca. Y recuerdo pensar: hay gente muy mala en el mundo, pero también hay gente valiente que les plantarán cara.

Triste es ver que después de 23 años, aquellos que apoyaron y/o participaron en el asesinato de Miguel Ángel, ocupan ahora un puesto dentro de nuestras instituciones e incluso se hacen llamar “hombres de paz”

Aquellos “hombres de paz” que asesinaron a Miguel Ángel Blanco.

Categorías:Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s